Recupera Invitab predio de 200 hectáreas

Villahermosa, Tabasco.- Luego de 14 años de litigio, el Instituto de Vivienda de Tabasco logró recuperar un predio de 200 hectáreas en el corazón de Villahermosa, conocido como predio Casa Blanca-La Ladrillera-Laguna del Negro, en donde se prevé realizar un proyecto de urbanización de gran visión que se espera sea una de las obras más grandes de la administración de Arturo Núñez Jiménez.

El predio tiene un valor económico estimado de 8 mil millones de pesos y está ubicado en una zona fundamental que rehabilitada adecuadamente, representa la mayor importancia para el desarrollo urbanístico de Villahermosa, dado que es tres veces mas grande que Tabasco 2000.

En conferencia de prensa, el director del Invitab, Juan Antonio Filigrana Castro, informó que el fallo a favor del instituto se dio el pasado 12 de febrero y la sentencia es definitiva ya que fue en segunda instancia, luego de que se fuera a un amparo por parte de un particular que pretendía hacerse del terreno por medio de acciones fraudulentas.

Refirió que el pasado 22 de octubre de 1994 el gobierno del estado de Tabasco adquirió un predio de 200 hectáreas denominado Casa Blanca, para urbanizar una de las zonas más importantes de Villahermosa, inmueble que colinda con la Laguna del Negro.

Sin embargo, dijo que al paso del tiempo parte de este inmueble fue invadido por un grupo de personas que reclamaban esta propiedad con escrituras y documentos apócrifos, por lo que se interpuso un juicio de nulidad de escritura contra Jesús Aguirre Hernández, ya que habían invadido 49 hectáreas.

Ante ello, dijo que el instituto promovió en 1999 en el Juzgado Primero Civil un juicio de nulidad absoluta del juicio sucesorio intestamentario a bienes de Jesús Aguirre Lagrave y Reinvindicatorio contra Jesús Aguirre Hernández, lo cual quedó en el expediente 287/1999.

Asimismo, en el 2006 el Juez Primero Civil dictó sentencia definitiva a favor del Invitab, pero Aguirre Hernández promovió un recurso de apelación, y aunque se confirmó el fallo para el Invitab, el particular promovió una serie de amparos que entorpecieron y retrasaron por 14 años y con un gran costo económico la conclusión del juicio.

No obstante, la Suprema Corte de Justicia de la Nación le negó el amparo y ordenó al TSJ que dictara sentencia definitiva, por lo que finalmente el pasado 12 de febrero se reconoció la propiedad de la institución sobre las 200 hectáreas. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>