“El SNTE nos vendió”

POR FRANCISCO GARFIAS

Los gritos de “¡Fuera Nuño, fuera Nuño!”, coreados desde el exterior del Palacio Legislativo por integrantes de la Coordinadora, hacían difícil escuchar las palabras del maestro oaxaqueño, Emilio Baltazar Vázquez, integrante de la Comisión Política Nacional de la CNTE, dirigente de la Sección 22.

1285651

Le habíamos preguntado sobre la falta de solidaridad que ha mostrado el SNTE, que encabeza Juan Díaz, con la ya larga lucha del magisterio disidente en contra la Reforma Educativa.

“Nosotros no los descartamos, porque ellos, también, son parte del tema. Lo único que sí le reprochamos a su dirigencia es que nos vendieron, nos entregaron. Juan Díaz de la Torre (secretario general) avaló la Reforma Educativa”.

Afuera, los gritos de los maestros se inflamaban “¡Que sube, que baja, aquí nadie se raja!, ¡Aquí, ahora con la Coordinadora!, ¡Somos de la CNTE, no somos delincuentes!”.

Pasaban ya las tres de la tarde cuando ocurría lo narrado.

La sesión de los diputados había iniciado con retraso. El bloqueo de todas las puertas del Palacio Legislativo que realizaron los maestros había impedido empezar a la hora convenida: las 11.

Desde dentro llegamos hasta la Puerta 1 (de visitantes). Corríamos, literalmente, detrás de los seis integrantes de la comisión que tuvieron acceso a San Lázaro.

Nos movía la promesa que le hicieron a este reportero apenas salieron de la Comisión de Educación. “Hablamos allá afuera”, dijeron.

Lo pudimos hacer con Emilio Baltazar a pesar de que algunos de los integrantes de resguardo y seguridad de la Cámara de Diputados se nos atravesaron en el camino.

“No puedes pasar”, dijeron tajantes, cuando ya íbamos para la salida.

Los seis de la CNTE se detuvieron a esperar al reportero, antes de salir. Le dijeron a los de resguardo que iban a hablar conmigo.

El que parecía el jefe de los guardias dio la orden de que abrieran paso. Uno de los que se nos atravesó quiso excusarse. “A mí nadie me dijo nada”, soltó en tono de lamento.

  • La comisión de la CNTE había recorrido las oficinas del Palacio Legislativo con la esperanza de hacerse escuchar.

Este reportero “correteó”, literalmente, a maestros por los distintos edificios del complejo legislativo, hasta que les arrancó la promesa de que hablarían.

Los seis de ellos fueron recibidos en San Lázaro por los diputados Verónica Delgadillo García, MC; Edmundo Javier Bolaños Aguilar, PAN, así como por Isaura Ivanova. PRD. Todos integrantes de la Mesa Directiva.

En forma paralela los recibió, como lo dijimos, la presidenta de la Comisión de Educación, Hortensia Aragón Castillo, PRD. Los maestros les entregaron el mismo documento que le dejaron a Miguel Ángel Osorio la víspera y que plantea tres irreductibles:

1. La suspensión definitiva de la Reforma Educativa y todas sus implicaciones en tanto se modifican nuevamente los artículos 3º y 73º de la Constitución que, según ellos, ponen en riesgo la gratuidad de la educación.

2. Iniciar en lo inmediato un proceso de transformación educativa con todos los actores: maestros, padres de familia, estudiantes, pedagogos, intelectuales, abogados y escritores.

3. Resolver consecuencias y costos de la Reforma Educativa relacionada con víctimas, liberación de presos políticos, restitución de maestros cesados y en proceso; suspensión de órdenes de aprehensión, reintegración de pagos y retención de cuotas.

“Si no pasamos el punto uno, no pasamos el dos ni el tres”, aseguró el líder sindical.

Vázquez calcula en alrededor de 300 los maestros de la CNTE que a nivel nacional han sido cesados.

-¿En qué disposición encontraron a los diputados?— preguntamos a Baltazar.

-Tienen la disponibilidad de atender esta petición. Son ellos los que tienen en sus manos la posibilidad de abrogar las modificaciones que se les hicieron a estos artículos  constitucionales, como parte legislativa— respondió.

El dirigente de la 22 agregó que sus anfitriones se comprometieron a revisar un punto de acuerdo que recoge sus peticiones, para llevarlo ante el pleno de la Comisión.

Hasta allí la breve charla.

Ya fuera del recinto legislativo, Baltazar Vázquez cogió un megáfono para informar a sus compañeros los resultados obtenidos en su periplo por San Lázaro.

“Ellos están dispuestos y disponibles para revisar este pliego petitorio. Ellos, también, ya han exigido una mesa de discusión para rectificar. Está mal la llamada Reforma Educativa. Se dieron cuenta desde el momento en que no ha funcionado camaradas”. El alboroto, entonces, fue mayor.

Tomó la palabra otro integrante de la Comisión de la Coordinadora, que no se identificó. Lo hizo para subrayar que Hortensia Aragón (PRD) les hizo notar que los que no llegaban a la Comisión de Educación eran los diputados del PRI, los del PAN y los del Verde.

“Los demás partidos, no todos, están en la iniciativa de promover este punto de acuerdo”, aseveró.

Espontáneos surgieron otro gritos “¡Ni un voto a estos partidos ni un voto!” “¡Va a caer, va a caer, la Reforma va a caer!” “¡De Chiapas a Oaxaca, aquí nadie le saca!”.

A los comisionados de la CNTE, al parecer, no les informaron que los puntos de acuerdo que se aprueban en las cámaras no son vinculatorios. Son como las llamadas a misa. Los atiende sólo quien quiere hacerlo. Ya de salida, un grupo de maestros volteó a ver a este solitario reportero coreando otra consigna que quedó anotada en la libreta:

“¡Prensa, prensa, prensa! ¡Si tienes dignidad! ¡Nosotros te pedimos, que digas la verdad!”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *