De las fotos sexys a la presidencia del PRD

POR FRANCISCO GARFIAS

Alejandra Barrales sabe lo que es estar en el ojo del huracán. Desde que asumió la presidencia del PRD le aparecieron los francotiradores por todos lados.

1332025

Su ascenso es producto de negociaciones y acuerdos entre las corrientes. No lo ignora. Así funciona el PRD.

Las críticas negativas que ha recibido son parte del ritual.

Se producen llegue quien llegue a la presidencia de ese disminuido partido.

A la exlíder del sindicato de sobrecargos le ha llovido en redes sociales, con losmoneros, en las notas, en las columnas.

Es el precio de estar en los reflectores, tener un patrimonio respetable o sacarse fotografías sexys en la cabina de un avión, sin pensar en consecuencias ulteriores.

Las “atrevidas” imágenes —así las califican sus detractores— datan de cuando ni siquiera soñaba con altos cargos partidarios.

La foto ha circulado profusamente en las redes sociales acompañada de irónicos y hasta ofensivos comentarios.

La mueven con la intención de descalificar. Lo hacen los que están llenos de pecados y avientan la primera, la segunda, la tercera piedra y, si pueden, le dejan caer el edificio.

“¡Qué bueno que de chiquita mi mamá no me dejó posar encuerada para Gerber”, comenta, con humor, la flamante presidenta del PRD.

Alejandra hizo su 3de3. Fue en abril pasado. Nada tiene que ver con su ascenso en el PRD. En sus declaraciones reveló que el año pasado obtuvo ingresos por 12.5 millones de pesos.

Más de la mitad provienen de un departamento que vendió para irse a uno “más grande”. Lo adquirió una pareja de gays.

Periodistas curiosos fueron a investigar si era verídico lo de la venta del citado departamento. Querían saber cuándo, cuánto y cómo se llevó a cabo la transacción.

Los compradores le llamaron asustados para quejarse del acoso de la prensa.

Es público que Barrales tiene una fortuna que rebasa los 20 millones de pesos. Es una cantidad respetable.

Las guardianas de las virtudes nacionales se montaron en el tema y, sin mayores averiguaciones,  ya la ponen como ejemplo vivo de “los negocios en la política”.

¿Eres muy rica? “Será en minerales y proteínas. Lo que tengo es una trayectoria de 30 años ininterrumpidos de trabajo. Ni un solo día de desempleo”, revira la sucesora de Agustín Basave.

¿Tu reto más importante?, preguntamos. “La unidad del partido. Reposicionarlo como primera opción. No como cola de otro partido. Ni de Morena, ni del PAN”, responde.

Ya encarrerada, manda un mensaje en forma de pregunta a los aliancistas que apuran un acercamiento con El Peje, como a los que prefieren emparejarse con el PAN: ¿ Por qué tengo que entregarme antes de tiempo? ¿Qué hacer con tu detractor Miguel Barbosa? “Hay que sumarlo”, responde.

Barrales aprovecha la conversación para echarle una flor a Mancera. Sabe que llegó a donde está por el apoyo que le brindó el jefe de Gobierno, aunque no lo dice.

Lo que sí dice es que el jefe político de la Ciudad de México sirvió de enlace para que “se sentaran los que ya no se sientan”. Hablaba de Los Chuchos, de Nueva Izquierda, abiertamente proaliancistas, y del antialiancista, propeñista,  Héctor Bautista, líder de ADN.

¿Cómo serán tus relaciones frente al gobierno del presidente Peña? “De oposición, pero sin estridencia. Las cosas no van bien en el país. Alguien lo tiene que señalar.”

Barrales trae entre sus propósitos promover la legislación de una segunda vuelta en la elección presidencial.  Sabe que ningún candidato, por sí solo, tendrá más de 30 por ciento de los votos. No es suficiente para asegurar la gobernabilidad.

La bronca, destaca la presidenta del PRD, es que tanto el PRI como López Obradorpiensan que una segunda vuelta llevaría dedicatoria contra ellos.

Alejandra se queda hasta octubre del año que entra en el cargo que literalmente aventaron Carlos Navarrete y el propio Agustín Basave.

Su reto es colosal: evitar ser la sepulturera del PRD, primero.

“Ese partido es ingobernable”, nos dijo el otrora colosista, antes de regresar a la Cámara de Diputados.

Pero Barrales quiere creer. Habla de integrar una especie de Consejo Consultivo al interior del partido para “institucionalizar” las corrientes.

Un espacio donde representantes de las distintas expresiones puedan hacer sus planteamientos y “construir juntos”.

  • La panista Mariana Gómez del Campo es la presidenta de la Comisión Legislativa que da Seguimiento a los sangrientos hechos ocurridos en Nochixtlán (ocho muertos y más de 100 heridos).

En breve charla con el reportero, la senadora comentó la comparecencia delombudsman, Luis Raúl González Pérez, a mediados de semana. en la sede de la Cámara alta.

Fue crítica con González Pérez: “Se le fue duro a la Fiscalía de Oaxaca, pero también se le pudo ir a la PGR, porque la PGR puede ayudar a que la CNDH tenga la información. A mí se me hizo que fue muy light con la PGR.”

Mariana informó que el martes próximo, la Comisión va a recibir al titular de la Comisión de Víctimas, Jaime Rochin, y al representante del Alto Comisionado de la ONU. “Después vamos a tener la del secretario de Gobernación, aunque  yo creo que esa va a ser en Bucareli”, puntualizó.

Se rehusó, eso sí, a pronunciarse sobre el tema. A los integrantes de la Comisión no sólo les falta hablar con los familiares de las víctimas, sino además tener la versión de la policía federal. Aseguró, eso sí, que los muertos no eran de Nochixtlán.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *