Rusia produce ‘esqueleto’ económico para personas con discapacidad

El exoesqueleto médico fue diseñado para tratar trastornos del aparato locomotor y funciones músculo-esqueléticas de los pacientes.

210716c6b80eb83med

Rusia busca expandir el uso de su primer exoesqueleto médico para la rehabilitación de personas con discapacidad física, a un precio accesible que permita a todos los pacientes rusos tener acceso a él en sus hogares o en hospitales, según informó Notimex.

Yekaterina Beréziy, directora de la empresa rusa ExoAtlet, productora del esqueleto robotizado con el que más adelante pretende conquistar los mercados internacionales, destacó que se trata de uno de los proyectos médicos nacionales más prometedores.

El exoesqueleto, que cuenta con la certificación correspondiente de la autoridad reguladora de salud pública, Roszdrav, “ayuda a los pacientes a recuperar, como mínimo, el funcionamiento de sus órganos y, como máximo, a restaurar la función motora”, afirmó.

Este innovador aparato tiene un sistema automatizado de manejo que permite a los usuarios seleccionar un movimiento cualquiera, es decir ancho, alto, corto, rápido, largo, lento o gradual, para andar, explicó Beréziy.

El objetivo del exoesqueleto médico es ayudar a las personas con discapacidad en su rehabilitación médica y social. Fue diseñado para tratar una amplia gama de enfermedades, trastornos del aparato locomotor y funciones músculo-esqueléticas de los pacientes.

El sistema que controla el aparato funciona a través de señales de múltiples sensores y algoritmos de control que permiten el movimiento automático del usuario, repitiendo con la máxima exactitud el patrón de marcha humana más natural.

Tiene dos modelos, una para uso individual en el hogar y otra para hospitales, y ambos se diferencian tanto en el equipo como en el software de modo que su precio es distinto, de acuerdo con información de la agencia informativa rusa Sputnik.

El exoesqueleto ya está a la venta en el país a un precio aproximado de 24 mil dólares por unidad, mucho más barato que el aparato de producción israelí por cuyo costo de unos 70 mil dólares era considerado el más económico en el mundo.

Los creadores han buscado que el aparato de rehabilitación esté al alcance de quienes lo necesiten, por ello la empresa trabaja con el Ministerio de Sanidad de Rusia sobre la creación de estándares de rehabilitación para fijar tarifas de uso en los hospitales.

Pero también otra “de las metas principales del proyecto es la cooperación con las (compañías) aseguradoras para lanzar programas de alquiler de ExoAtlet para la rehabilitación en el hogar”, subrayó Beréziy.

Por ahora, el exoesqueleto se distribuye sólo en Rusia pero la empresa ya tiene solicitudes de compra en países de Oriente Medio, aunque para la venta el aparato tendrá que obtener la certificación de cada uno de ellos en particular.

La directora refirió que hasta el momento el exoesqueleto ha atraído unos dos millones de dólares en inversiones, pero aseguró que se requieren a una escala mayor para logar entrar en los mercados internacionales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *