En puerta, solución a conflicto en la UAM; firman acuerdos

El rector general de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), Salvador Vega y León, y los integrantes de la Asamblea General estudiantil (AG-UAM) firmaron ocho acuerdos que encaminan a solucionar el conflicto que la casa de estudios enfrenta desde el pasado 4 de julio.

uam

Las autoridades dieron respuesta a los ocho puntos del pliego petitorio del movimiento de alumnos, que mantiene en paro a las unidades Azcapotzalco y Xochimilco, así como tomada la rectoría de la unidad Iztapalapa. Tras los acuerdos, los jóvenes aceptaron entregar este lunes a las 22 horas las instalaciones de Azcapotzalco, la cual abriría el martes.

De acuerdo con números oficiales, de los 52 mil estudiantes de licenciatura y posgrado de las cinco unidades, 28 mil son de las escuelas en paro, por lo que se tendrán que reprogramar por lo menos tres semanas de clases, como acordaron ayer estudiantes y autoridades, pues el 29 de julio termina el trimestre.

Xochimilco e Iztapalapa

En la reunión, que se prolongó por casi nueve horas, también se abrieron los canales para que las asambleas estudiantiles de Xochimilco e Iztapalapa dialoguen con las autoridades de esos planteles para analizar los pliegos petitorios de cada unidad.

En el primer caso, la rectora Patricia Alfaro lo hará el martes; el rector de Iztapalapa, Octavio Nateras, citará a reunión a los directores de división y jefes de departamento para convocar a una sesión urgente del Consejo Académico local, con el fin de integrar una comisión de diálogo con la AG-UAM.

La reunión entre los directivos universitarios, encabezados por Vega y León, y representantes estudiantiles de los cinco planteles de la UAM fue en las instalaciones de la universidad de Calzada de las Brujas y Tenorios, en el sur de la ciudad. Comenzó a las 9:30 horas y concluyó antes de las 18:30. Se concretó la firma de los ocho acuerdos.

El primero es la integración de una comisión plural y equitativaintegrada por cinco representantes designados por el rector general de la UAM y cinco de los alumnos –uno por unidad–, la cual analizará las compensaciones que reciben los funcionarios universitarios.

En paralelo, se formará otra comisión, con el mismo número de integrantes, la cual se encargará de buscar mecanismos para la ampliación del presupuesto para la UAM.

El rector general se comprometió a emitir, una vez que se reanuden las clases, un comunicado en el que se garantizará que no habrá represalias hacia los jóvenes que participaron o respaldaron el movimiento estudiantil.

El cuarto es sobre la recalendarización del trimestre debido al paro. Vega y León, como presidente del Colegio Académico –organismo que rige la vida institucional de la UAM–, convocará a los miembros de este órgano para continuar y concluir los temas de su última sesión, en la cual se analizará la reprogramación de las clases interrumpidas. Ambas partes también hicieron un llamado a los rectores y alumnos a mantener el diálogo para solucionar los problemas particulares.

En el quinto acuerdo, el rector general se comprometió a solicitar una auditoría externa, la cual tendrá que considerar las propuestas y preocupaciones de los alumnos de la AG-UAM relativas a que los recursos sean manejados de manera adecuada.

También se acordó crear una comisión que revisará los dos acuerdos institucionales que modificaron asuntos laborales de los docentes. Deberán ser analizados por los órganos correspondientes en el seno de la UAM, y el rector general deberá mantener informados a los estudiantes sobre los trabajos de esa instancia y, dentro de sus competencias, realizar las acciones necesarias para atender los acuerdos que tome el Colegio Académico.

Los alumnos de la AG-UAM presentarán a la rectoría general dos propuestas de asesores que podrían incorporarse a las comisiones integradas por el Colegio Académico para revisar diversos tópicos. En el último acuerdo las autoridades ratificaron el compromiso de mantener el diálogo para atender el pliego estudiantil hasta su conclusión.

La reunión –que se retomó el sábado, luego de que se había interrumpido el 19 de julio– concluyó con muestras de satisfacción de ambas partes y el reconocimiento estudiantil a las autoridades por su disposición para alcanzar acuerdos satisfactorios. Confiaron en que siga el diálogo en las unidades Xochimilco e Iztapalapa.

Entrevistado al final de la sección, Vega y León se dijo satisfecho y confió en que pronto la UAM regrese a la normalidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *