Reproducción del futuro: ciencia en lugar de sexo

La población mundial crece y con ella también lo hacen las enfermedades hereditarias. Con el fin de evitarlas, un genetista propone aprovechar técnicas de laboratorio ya existentes para tener hijos y dejar las relaciones solo para propósitos recreativos

 

0000147619

Con el aumento de la población a nivel mundial, crecen las enfermedades. El genetista y miembro del Comité de Ética Biomédica de la Universidad de Stanford, Henry T. Greely, estudió y trató esta temática en su libro El fin del sexo y el futuro de la reproducción humana. Su posición plantea que, en 20 años, las parejas en países desarrollados dejarán de tener sexo con un propósito reproductivo y en su lugar elegirán recurrir a la ciencia.

Según Greely, los procesos científicos que suplantan a la concepción natural serán accesibles a todos. Actualmente, la genética está enfocada en mejorar el diagnóstico genético preimplantacional y la fertilización in vitro, entre otros procedimientos.

El diagnóstico genético preimplantacional consiste en estudiar el ADN de un embrión humano para determinar si cumple con las características requeridas y así descartar aquellos con algún defecto congénito. Por otro lado, la fertilización asistida es el proceso por el cual un óvulo es fertilizado por un espermatozoide fuera del cuerpo, es decir in vitro.

Estas técnicas existen actualmente y son ampliamente utilizadas. Simplemente se trataría de mejorarlas y potenciarlas. No suena muy complicado de realizar, en términos científicos. Aunque el tema genera polémica.

Para Greely, el proceso sería el siguiente: “Se podrá elegir los embriones por categorías. Por un lado existen los embriones con cuestiones hereditarias no tratables. Una segunda categoría sería la de aquellos curables. Una tercera categoría será organizada por características estéticas, incluyendo la forma del cuerpo, el color de los ojos y del pelo, contemplando por ejemplo si el pelo se volverá blanco rápidamente”, explicó.

En lo que refiere a las características de comportamiento, Greely cree que se podría conocer si un niño va a tener o no posibilidades de tener un promedio destacado al recibirse.

La sociedad del mañana

Esta técnica permitiría disminuir considerablemente los costos dedicados al sistema de salud, ya que la cantidad de pacientes con enfermedades hereditarias disminuiría notoriamente. Así, se podrían dedicar estos ingresos a la medicina reproductiva permitiendo que sea accesible para todo el mundo.

En un tiempo no tan lejano, según Greely, aquellas personas que sigan teniendo sexo para el propósito de reproducirse serán estigmatizadas, ya que no aportaría más que costos al sistema de salud. Por otro lado, esta técnica permitiría mayor igualdad, ya que las parejas de mismo sexo podrían crear un hijo genéticamente suyo. El tema suma más polémicas.

En resumen, la ciencia nos permitiría crear individuos sin la necesidad de sexo. Por supuesto, que no va a desaparecer, pero sería practicado únicamente para disfrutar recreativamente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *