A riguroso control, el transporte turístico yucateco

Autoridades advierten a empresas que serán más estrictos los exámenes aplicados a los operadores.

2707168a2f0886amed

Ante los accidentes en el transporte turístico terrestre con los que arrancaron las vacaciones de verano en el estado, uno de ellos de consecuencias fatales, las autoridades federales advirtieron ayer a las empresas del ramo que serán más estrictas en los exámenes que aplican a los operadores que movilizan en esta temporada a un promedio de 55 mil personas a la semana.

La Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) recalcó que la seguridad de los pasajeros de autobuses de turismo es fundamental y cobra importancia en los períodos vacacionales, en especial cuando se suscitan percances como los que se han registrado en los últimos días, que han enlutado el inicio de las vacaciones de verano.

Como informamos, el más grave accidente en lo que va la temporada vacacional de verano, ocurrió en los primeros minutos del lunes pasado, en el tramo Holcá-Kantunil, de la carretera Mérida-Cancún, entre dos autobuses; el saldo fue de seis muertos y 12 lesionados. Al día siguiente, otro autobús turístico salió de la carretera y derribó varios árboles; por fortuna, no hubo lesionados.

En Yucatán existen cinco centros de capacitación autorizados por la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) en donde se forma y adiestra a operadores profesionales para cubrir las demandas relacionadas a su actividad laboral (pasaje, turismo, carga y transportación de materiales y residuos peligrosos), y al mismo tiempo satisfacer las necesidades que las empresas requieran de sus servicios.

El Centro SCT informó que la capacitación que reciben los operadores de las unidades de transporte de turismo reduce costos e incrementa la competitividad, sumado a esto, disminuye la rotación de personal, un problema que castiga fuertemente a los transportistas y se agrava por la escasez que existe en esta industria de personal calificado para la conducción de los vehículos.

Uno de los sitios donde se instruye a choferes es el Centro de Capacitación y Adiestramiento Transportes de Lujo Línea Dorada de Grupo Autotransportes de Oriente (ADO), el cual se ubica cerca de la Avenida Aviación.

Algunos de los rubros en los que los choferes de transporte turístico se capacitan en este lugar, de acuerdo con lo que marca el Reglamento de Autotransporte Federal y Servicios Auxiliares son: legislación y normatividad, mecánica de emergencia, educación vial y manejo defensivo, operación y conducción en carretera, cultura de servicio y mantenimiento preventivo.

También en clasificación de materiales peligrosos, sistema de identificación de unidades vehiculares y de envases y embalajes de materiales y residuos peligrosos, documentación de transportación y bitácoras de inspección ocular diaria de las unidades, horas de servicio del conductor y, taller de comprensión del inglés (este módulo opcional), entre otros.

De acuerdo con el mismo reglamento, los centros donde se imparten los cursos de capacitación para conductores del servicio de autotransporte federal y transporte privado de carga, así como de materiales y residuos peligrosos vehículos y/o simuladores tipo camión, tractocamión, autotanque y otros, deben contar, como mínimo, un convenio con vigencia mínima de un año con empresas que cuenten con los vehículos requeridos para la impartición de la capacitación.

Los centros de capacitación también deben contar con equipo de cómputo para el intercambio de información entre el centro de capacitación y la SCT, y tener la propiedad o legal posesión de un terreno para utilizarse como patio de maniobras con una superficie de 30 metros de ancho por 60 metros de largo o, en su caso, convenio con empresas para la utilización de un área similar, el cual deberá estar cercado, pavimentado, libre de obstáculos y de peatones y rotulado para su identificación.

Requisitos

Todo aspirante a conductor de este tipo de servicios deberá aprobar un curso mínimo de 30 horas, con cinco horas opcionales (del idioma inglés).

La capacitación se divide de la siguiente manera: dos horas del tema “marco legal”; ocho sobre “educación vial y técnicas de conducción”; 20 en “atención y servicio al público” y cinco horas (opcionales) de “taller de comprensión del idioma inglés”.

Al concluir la capacitación la persona conducirá y respetará las disposiciones de seguridad en la conducción, obedeciendo al máximo el señalamiento vial, adoptando una actitud responsable, evitando así causar accidentes de tránsito y manejará el vehículo previendo los posibles errores y maniobras peligrosas de los demás usuarios que puedan generar accidentes en la vía pública.

Además que conocerá las sanciones en las que puede incurrir como conductor, previendo los problemas de tránsito a los que se puede enfrentar; aplicará la normatividad, de manera responsable, en el momento que las circunstancias lo indiquen.

Y finalmente, tomará conciencia que como parte de la sociedad, el operador debe respetar las leyes y reglamentos en bien de él mismo y de la comunidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *