Con estaciones de tren ‘abandonadas’ buscan atraer turistas a Yucatán

El Gobierno del Estado trabaja con los municipios para la reactivación de este tipo de estructuras.

0108163001c0135med

El Gobierno del Estado se encuentra trabajando con diferentes municipios para reactivar sus estaciones ferrocarrileras y aprovecharlas como recursos turísticos, señaló el Consejero Jurídico del Gobierno del Estado, Jorge Esquivel Millet.

En este sentido, el funcionario estatal afirmó que continúa en análisis la situación del uso de los terrenos de “La Plancha” de Mérida, sin embargo, se está trabajando con 16 municipios que también cuentan con estaciones de tren, las cuales con el paso del tiempo han sido descuidadas, para convertirlos en sitios de interés para los visitantes del estado.

El objetivo de estos trabajos es crear casas de la cultura o paradores turísticos

Esquivel Millet comentó que el gobierno estatal está apoyando dicha iniciativa, pero depende de los alcaldes de estos municipios llevar a cabo la remodelación, ya que ellos invertirán y deberán darle continuidad al proyecto.

Hasta el momento son tres los ayuntamientos que han respondido a esta reactivación de tales infraestructuras.

Cerca el Mes del Testamento

Por otra parte, Esquivel Millet, señaló que ya están trabajando con los notarios del estado, debido a la cercanía del mes de septiembre, conocido como Mes del Testamento.

Este documento otorga certeza legal y evita problemas familiares ante la defunción de una persona.

Recordó que el gobierno estatal cuenta con un programa permanente que forma parte de las acciones de Patrimonio Seguro a través del Instituto de Seguridad Jurídica y Patrimonial de Yucatán (Insejupy).

Esto es con la finalidad de que “conozcan las bondades de tener un testamento y (…) decidan que es lo que quieren que suceda con esas propiedades y bienes que han adquirido a lo largo de su vida, porque cada vez que hay una propiedad en disputa, se generan problemas familiares”, apuntó el funcionario.

Todavía no están definidos los precios de esta trámite legal a cargo de los notarios.  El año pasado fluctuó entre los mil 600 y mil 800 pesos, cuando normalmente tiene un costo que va de los tres mil a tres mil 500 pesos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *