Descubren momia de 2,200 años con enfermedades actuales

Estudios médicos revelaron que ‘Alex’ padeció males propios de los siglos XX y XXI.

2607160f0f9fa9amed

El museo nacional de Israel exhibirá una momia de dos mil 200 años de antigüedad, de un hombre que sufría de enfermedades que ahora son comunes, como osteoporosis y caries, informó la institución el martes.

Los padecimientos, descubiertos gracias a radiografías, indican que el fallecido era un hombre sedentario, adverso a la labor física y probablemente ingería muchos carbohidratos.

La momia es la única de su tipo en Israel y se le llama “El ojo protector de Horus” en honor a una deidad faraónica.

Durante décadas estuvo guardada en un instituto jesuita en Jerusalén antes de ser otorgado en préstamo al Museo de Israel. Será exhibida por primera vez en el museo a partir del miércoles.

Las patologías descubiertas en la momia confirman estudios anteriores de que los pobladores del Egipto antiguo padecían enfermedades parecidas a las modernas.

“La osteoporosis es una enfermedad que es característica del siglo XX, cuando la gente no trabaja tanto físicamente y mucha gente pasa horas frente al televisor”, opinó Galit Bennett, curadora de la exhibición.

La momia es originaria de Akhmim, a unos 480 kilómetros al sur de El Cairo, Egipto

Agregó: “Quedamos bastante sorprendidos al ver que en esa época había gente que no hacía trabajo físico y que eso afectó su salud, como este individuo aquí”.

El museo afirmó que gracias a los procesos de egipcios de embalsamar y al clima seco de Jerusalén, los huesos, dientes y restos de vasos sanguíneos de la momia estaban prácticamente intactos, lo que les ayudó en las investigaciones. Se determinó que la momia tenía caries en los dientes.

Los investigadores examinaron los restos este año usando una resonancia magnética, tecnología que les permitió descubrir las enfermedades y determinar que la momia era un hombre que llegó a vivir unos 30 ó 40 años, lo que para la época era una edad avanzada.

Originalmente tenía 167 centímetros de altura pero durante su vida o después se encogió a 154 centímetros. Su estilo de vida sedentario y las inscripciones en su ataúd parecen indicar que era un sacerdote, dijo el museo.

Añadió que la momia es originaria de Akhmim, a unos 480 kilómetros al sur de El Cairo. Fue otorgado como obsequio al Instituto Pontificio Jesuita de Jerusalén en la década de 1920 por jesuitas en Alejandría, Egipto.

La momia, apodada “Alex”, está insertada en un féretro color oro y negro y envuelto en cobijas con una máscara dorada que le cubre el cráneo.

Desarrollan nanocápsulas para combatir el cáncer

Buscan eliminar los vehículos causantes de los efectos secundarios en los pacientes sometidos a quimioterapias.

2507163f93dd12amed

Un grupo de químicos desarrolló nanocápsulas basadas en microemulsiones de aceites biocompatibles, como la vitamina E y el aceite de jojoba, los cuales tienen elementos que ayudan a tratar diversos tipos de cáncer.

La investigación consistió en el desarrollo de dispositivos muy pequeños, de escala nanométrica, que transportan fármacos para combatir el cáncer, indicó el doctor René Darío Peralta Rodríguez, investigador del Centro de Investigación en Química Aplicada (CIQA).

Las microemulsiones se forman de agua, surfactante y un aceite biocompatible, y en ocasiones se agrega un cosurfactante, explicó Peralta Rodríguez en una entrevista con la Agencia Informativa del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt).

“En estas microemulsiones se puede cargar el fármaco que combatirá las células cancerígenas. Hasta el momento, durante la investigación, se trabajó con fármacos como paclitaxel, para tratamiento de cáncer cervicouterino, mama y colon”, detalló el químico.

“Así como, el metotrexato, cáncer de colon, leucemia linfoblástica aguda, linfoma no-Hodgkin, osteosarcoma, potencialmente podría utilizarse doxorubicina, pero no se iniciaron las pruebas respectivas”, añadió.

Los especialistas buscan eliminar con los aceites los vehículos causantes de los efectos secundarios en los pacientes sometidos a quimioterapias, así como potenciar el uso de surfactantes emanados de la vitamina E para dar la biocompatibilidad a las microemulsiones.

El siguiente paso de la investigación será crear una estructura llamada núcleo-coraza, en donde el núcleo sea la microemulsión que lleve el principio activo o fármaco y la coraza el polímero inteligente capaz de responder a cambios de temperatura o de pH (potencial de hidrógeno).

“Se ha reportado que los tumores cancerosos tienen un pH diferente al de tejidos sanos. La idea es que estos dispositivos viajen por el torrente sanguíneo sin liberar el medicamento y al llegar a los tumores cancerosos detecten el cambio de pH y ahí se libere el fármaco”, explicó el científico.

El especialista mencionó que trabajaron en líneas celulares de cáncer cervicouterino, colon, mama y leucemia con excelentes resultados, además del ataque de los mismos nanodispositivos en líneas celulares sanas.

Sin embargo, el doctor aclaró que el producto no se encuentra facultado para salir al mercado, pues se necesitan varios años de pruebas científicas, así como el cumplimiento de diversas normas de salud.

“Tenemos el objetivo de continuar estos trabajos y sacar adelante este tipo de nanodispositivos para que estén a disposición de quien quiera llevarlos a una etapa posterior y que, eventualmente, salgan al mercado para apoyar en el tratamiento de tantos casos de cáncer”, señaló Peralta Rodríguez.

Reproducción del futuro: ciencia en lugar de sexo

La población mundial crece y con ella también lo hacen las enfermedades hereditarias. Con el fin de evitarlas, un genetista propone aprovechar técnicas de laboratorio ya existentes para tener hijos y dejar las relaciones solo para propósitos recreativos

 

0000147619

Con el aumento de la población a nivel mundial, crecen las enfermedades. El genetista y miembro del Comité de Ética Biomédica de la Universidad de Stanford, Henry T. Greely, estudió y trató esta temática en su libro El fin del sexo y el futuro de la reproducción humana. Su posición plantea que, en 20 años, las parejas en países desarrollados dejarán de tener sexo con un propósito reproductivo y en su lugar elegirán recurrir a la ciencia.

Según Greely, los procesos científicos que suplantan a la concepción natural serán accesibles a todos. Actualmente, la genética está enfocada en mejorar el diagnóstico genético preimplantacional y la fertilización in vitro, entre otros procedimientos.

El diagnóstico genético preimplantacional consiste en estudiar el ADN de un embrión humano para determinar si cumple con las características requeridas y así descartar aquellos con algún defecto congénito. Por otro lado, la fertilización asistida es el proceso por el cual un óvulo es fertilizado por un espermatozoide fuera del cuerpo, es decir in vitro.

Estas técnicas existen actualmente y son ampliamente utilizadas. Simplemente se trataría de mejorarlas y potenciarlas. No suena muy complicado de realizar, en términos científicos. Aunque el tema genera polémica.

Para Greely, el proceso sería el siguiente: “Se podrá elegir los embriones por categorías. Por un lado existen los embriones con cuestiones hereditarias no tratables. Una segunda categoría sería la de aquellos curables. Una tercera categoría será organizada por características estéticas, incluyendo la forma del cuerpo, el color de los ojos y del pelo, contemplando por ejemplo si el pelo se volverá blanco rápidamente”, explicó.

En lo que refiere a las características de comportamiento, Greely cree que se podría conocer si un niño va a tener o no posibilidades de tener un promedio destacado al recibirse.

La sociedad del mañana

Esta técnica permitiría disminuir considerablemente los costos dedicados al sistema de salud, ya que la cantidad de pacientes con enfermedades hereditarias disminuiría notoriamente. Así, se podrían dedicar estos ingresos a la medicina reproductiva permitiendo que sea accesible para todo el mundo.

En un tiempo no tan lejano, según Greely, aquellas personas que sigan teniendo sexo para el propósito de reproducirse serán estigmatizadas, ya que no aportaría más que costos al sistema de salud. Por otro lado, esta técnica permitiría mayor igualdad, ya que las parejas de mismo sexo podrían crear un hijo genéticamente suyo. El tema suma más polémicas.

En resumen, la ciencia nos permitiría crear individuos sin la necesidad de sexo. Por supuesto, que no va a desaparecer, pero sería practicado únicamente para disfrutar recreativamente.

Rusia produce ‘esqueleto’ económico para personas con discapacidad

El exoesqueleto médico fue diseñado para tratar trastornos del aparato locomotor y funciones músculo-esqueléticas de los pacientes.

210716c6b80eb83med

Rusia busca expandir el uso de su primer exoesqueleto médico para la rehabilitación de personas con discapacidad física, a un precio accesible que permita a todos los pacientes rusos tener acceso a él en sus hogares o en hospitales, según informó Notimex.

Yekaterina Beréziy, directora de la empresa rusa ExoAtlet, productora del esqueleto robotizado con el que más adelante pretende conquistar los mercados internacionales, destacó que se trata de uno de los proyectos médicos nacionales más prometedores.

El exoesqueleto, que cuenta con la certificación correspondiente de la autoridad reguladora de salud pública, Roszdrav, “ayuda a los pacientes a recuperar, como mínimo, el funcionamiento de sus órganos y, como máximo, a restaurar la función motora”, afirmó.

Este innovador aparato tiene un sistema automatizado de manejo que permite a los usuarios seleccionar un movimiento cualquiera, es decir ancho, alto, corto, rápido, largo, lento o gradual, para andar, explicó Beréziy.

El objetivo del exoesqueleto médico es ayudar a las personas con discapacidad en su rehabilitación médica y social. Fue diseñado para tratar una amplia gama de enfermedades, trastornos del aparato locomotor y funciones músculo-esqueléticas de los pacientes.

El sistema que controla el aparato funciona a través de señales de múltiples sensores y algoritmos de control que permiten el movimiento automático del usuario, repitiendo con la máxima exactitud el patrón de marcha humana más natural.

Tiene dos modelos, una para uso individual en el hogar y otra para hospitales, y ambos se diferencian tanto en el equipo como en el software de modo que su precio es distinto, de acuerdo con información de la agencia informativa rusa Sputnik.

El exoesqueleto ya está a la venta en el país a un precio aproximado de 24 mil dólares por unidad, mucho más barato que el aparato de producción israelí por cuyo costo de unos 70 mil dólares era considerado el más económico en el mundo.

Los creadores han buscado que el aparato de rehabilitación esté al alcance de quienes lo necesiten, por ello la empresa trabaja con el Ministerio de Sanidad de Rusia sobre la creación de estándares de rehabilitación para fijar tarifas de uso en los hospitales.

Pero también otra “de las metas principales del proyecto es la cooperación con las (compañías) aseguradoras para lanzar programas de alquiler de ExoAtlet para la rehabilitación en el hogar”, subrayó Beréziy.

Por ahora, el exoesqueleto se distribuye sólo en Rusia pero la empresa ya tiene solicitudes de compra en países de Oriente Medio, aunque para la venta el aparato tendrá que obtener la certificación de cada uno de ellos en particular.

La directora refirió que hasta el momento el exoesqueleto ha atraído unos dos millones de dólares en inversiones, pero aseguró que se requieren a una escala mayor para logar entrar en los mercados internacionales.

Mexicanos aprendices de química podrían salvar al planeta

Tres bachilleres desarrollan un plástico a base de cáscaras de plátano, capaz de degradarse en 30 días.

200716090aabf91med

Tres estudiantes de bachillerato mexicanos tenían la curiosidad por crear algo nuevo. Con el poco espacio libre que les dejaban sus clases, se colaban en el laboratorio y comenzaron a hacer mezclas.

Aranza Meza, Israel Hernández y Edmundo Balderas, 17 y 18 años, han desarrollado un plástico a base de cáscaras de plátano capaz de degradarse en un mes. Con apenas herramientas y el conocimiento básico de química, han dado respuesta a uno de los problemas de contaminación más graves del planeta.

Lo que comenzó en la cocina de la casa de Meza saben que no es la solución ambiental definitiva, pero sí un paso importante. La idea está inspirada en una pasta que ya creó una estudiante turca de 16 años, Elif Bilgin, y que se ganó un premio de ciencia internacional. Los chicos mexicanos quisieron continuar con su proyecto y aseguran haberlo mejorado. “Estamos trabajando en la resistencia y la impermeabilidad del bioplástico, pronto lo lograremos”, cuenta Meza desde el laboratorio de su instituto.

Todos sostienen un pedazo de su creación orgullosos. Y una aplicación sencilla: una libreta con las tapas del plástico que ellos mismos han producido. Los chicos, aparentemente más jóvenes que ella, explican cómo han elaborado cada muestra: “Todo lo que necesitas lo puedes encontrar en una tienda o en una farmacia”, apunta Hernández. “Y hasta lo puedes mezclar en tu propia cocina”, remata Balderas.

El plástico biodegradable que puede generar cualquiera les ha valido a los tres estudiantes un premio de ciencias nacional y en agosto irán a exponerlo a la London International Youth Science Forum, del 27 de julio al 10 de agosto en la capital británica.

En una sobria mesa de laboratorio colocan sus ingredientes básicos. Del bolsillo de una mochila sacan las cáscaras de plátano y un tarro de café donde guarda la harina. También colocan la glicerina y un líquido que funciona como sustituto del vinagre, “puede ser también ácido anhídrico”, explica Meza.

Uno de sus avances más importantes es el metabisulfito sódico, para evitar que las cáscaras de plátano se oscurezcan y puedan agarrar mejor el colorante. Como si se tratara de una receta de cocina, explican que primero extraen el almidón con la glicerina, para más tarde mezclarlo todo en una licuadora. 24 horas después de secarlo al sol o en un horno, obtienen el bioplástico.

El reciclaje se ha planteado como una posible solución, pero aunque uno recicle, no se está frenando la sobreproducción de plástico. Nosotros buscamos una alternativa

A la última muestra le han agregado fibras de troncos del jardín de Meza para hacer el material más resistente. La joven estira la lámina y observa orgullosa: “¿Ve? Ahora es mucho más fuerte y no se rompe fácilmente”.

“Estamos conscientes de los problemas ambientales que se derivan del plástico a base de petróleo, que tardan cientos de años en degradarse, si lo llegan a hacer. El reciclaje se ha planteado como una posible solución, pero aunque uno recicle, no se está frenando la sobreproducción de plástico. Nosotros buscamos una alternativa”, explica la estudiante. Y añade: “Además, al usar cáscaras de plátano, estamos rehutilizando un residuo que ya nadie va a utilizar, tampoco se trata de tirar comida”. Su material es todavía algo experimental, si lo dejan mucho tiempo bajo el agua se acaba desintegrando y plantea otros defectos como la poca flexibilidad.

Apoyo familiar

El sueño de estos chicos es que algún día el material escolar de “usar y tirar” se elabore con su bioplástico. “Podemos usarlo como tapas de libretas, como forro de libros o para las carpetas de los trabajos que presentamos. También para las bolsas donde llevamos el almuerzo”, explica Hernández. Pero sobre todo, quieren que si algún día se llega a comercializar “esté al alcance de todo el mundo”. Lo que les cuesta elaborar una lámina de 50 por 50 centímetros son 14 pesos, les gustaría que el bajo coste se mantuviera también en un futuro. “Ahora todos los productos que no dañan el medio ambiente son demasiado caros”, apunta la joven.

Los padres de los chicos tuvieron un papel importante en el proyecto. Los acompañaron a sus exposiciones, buscaron hasta debajo de las piedras las sustancias que ellos necesitaban y los llevaron a los concursos de ciencias, uno estatal y otro nacional. Para que pudieran ir a la feria de Londres, entre todos han conseguido el patrocinio de las empresas locales y han reunido más de 100 mil pesos.

Los tres acaban de terminar el bachillerato y se preparan para estudiar Medicina (Balderas), Bioquímica (Hernández) y Biotecnología (Meza). Desde el laboratorio donde tuvieron que colarse para trabajar, les mandan un mensaje a sus compañeros mexicanos: “Aunque siempre haya obstáculos y en México no se fomente la investigación, les decimos a los demás jóvenes que se arriesguen si creen en su proyecto, al final tienen recompensa”. Y a los profesores: “Apóyenlos, ustedes saben más que ellos”.

Descubren dos planetas similares a la Tierra

Podrían ser capaces de albergar vida, uno es 10 por ciento más cálido, y el otro, seis por ciento más frío.

190716490935745med

El telescopio espacial Kepler ha encontrado cuatro planetas que orbitan una misma estrella, dos de ellos podrían ser capaces de albergar vida, informa el sitio web sdpnoticias, que cita como fuente a la revista Scientific American.

Los cuatro exoplanetas (planeta que orbita una estrella que no es el Sol) circulan alrededor de una “enana roja” llamada K2-72, una estrella más pequeña y de menor intensidad que la nuestra; se localiza a 181 años luz del planeta Tierra, en la constelación de Acuario, y son alrededor de 20 a 50 por ciento más grandes que esta.

Dos de estos planetas, ‘K2-72c’ y ‘K2-72e’ se encuentran dentro de una “zona habitable”, donde su distancia posibilita la existencia de agua en la superficie, aseguran científicos.

Por las características de su estrella, su zona habitable es más cercana a ella. ‘K2-72c’ completa una órbita cada 15 días terrestres y es 10% más cálida que nuestro planeta. Por su parte, ‘K2-72e’ órbita en 24 días terrestres, siendo 6% más fría que la Tierra.

Estos planetas están entre los 104 descubiertos recientemente por el telescopio Kepler durante su misión K2.

253 pages