PRD: una crisis, tres alternativas

POR MARÍA MARVÁN LABORDE

La corriente hegemónica de Los Chuchos, Nueva Izquierda, ha disminuido de 36% a 30% o menos, de acuerdo con algunos perredistas. La pérdida de votos es importante, pero mucho más grave es su pérdida de legitimidad.

crisis-en-el-prd_zps6ff2d975-310x165

Después de 2012, cuando López Obrador anunció su salida, hubo festejos en algunas de las corrientes del PRD, ya que consideraban que éste les traía más perjuicios que beneficios. Los más optimistas llegaron a decir, en público y en privado, que ahora sí podrían convertirse en el partido de izquierda moderna que le urge a México, el modelo era el PSOE de la transición española.

En 2014 solicitaron al INE que les organizara su elección interna. El experimento resultó muy costoso en términos económicos, pero efectivo, ya que  evitó las tradicionales denuncias internas de fraude. La presidencia de Navarrete se cortó abruptamente, en gran medida por el torpe manejo del conflicto de Ayotzinapa.

Frente a la crisis, invitaron a un externo. Agustín Basave, que acababa de ser elegido diputado federal en las elecciones de 2015 bajo estas siglas, pero sin ser miembro del partido, dejó su curul para ir a dirigir al PRD. Argumentaron la necesidad de tener un presidente que pudiera situarse por encima de las tribus. Fue imposible.

A pesar de haber entregado buenas cuentas electorales, Basave no cumplió un año al frente del partido. Las alianzas hechas con el PAN les rindieron frutos que muchos militantes vieron como poca cosa y otros como amasiatos inaceptables. Frente a Pablo Gómez, ganó Alejandra Barrales, cuya posición es aliancista.

El balance del propio partido acusa una crisis profunda en 13 de las 32 entidades. Las dirigencias estatales están cuestionadas por distintos motivos que incluyen: relación indebida con sus gobiernos locales, como en Chihuahua y Chiapas; presidentes que ostentan un doble cargo como diputados y presidentes del partido, cuestión que prohiben sus estatutos y, finalmente, dirigencias estatales intervenidas desde el CEN para manejar la emergencia.

Actualmente han perdido el registro en cuatro estados de la República: Nuevo León, Tamaulipas, Coahuila y Colima. En ninguno de éstos alcanzaron el 3% necesario para poder mantener el registro, lo que agrava su crisis económica. Divisiones internas en Zacatecas y Oaxaca facilitaron los triunfos del PRI.

En este escenario, el PRD tiene tres posibles cursos de acción de cara a la elección del Estado de México en 2017 y la elección presidencial de 2018. Sus posibilidades son aliarse en ambas con el PAN o aliarse con Morena, o bien, ir solo.

La relación que tejieron Basave y Anaya para 2016 queda en el olvido gracias al cambio de la presidencia. Por supuesto, Barrales puede intentar retomar la relación y construir sendas alianzas; sin embargo, la posición de fuerza del PAN después de los resultados electorales de este año, obligaría a que llevaran mano en la propuesta, es decir, que el candidato a la Presidencia tendría que ser panista.

López Obrador, que había rehusado a siquiera hablar de una posible alianza con el PRD, hace pocos días ya les hizo un guiño, condicionado, como cualquier gesto suyo, a que el PRD acate sus condiciones. Podrán hablar de alianzas si, y sólo si, rompen relaciones con el PAN, es decir, pueden sentarse a la mesa bajo dos condiciones, ir juntos a la elección del Estado de México y apoyar a López Obrador en 2018. También en este escenario se sentarían a la mesa con una enorme debilidad.

Su tercera opción sería ir solos a ambas elecciones, ésta sería una alianza de facto con el PRI porque la principal ganancia sería para el tricolor. El gobierno federal operará todo lo posible por impedirlas, sabe que sólo tiene que ofrecer pequeñas prebendas a alguna de las corrientes para que las alianzas no se concreten. No sería la primera vez.

Calzada Rovirosa: ¿una historia real?

POR ENRIQUE ARANDA

Más de una ocasión en las últimas semanas, el nombre del exgobernador y actual titular de Sagarpa, José Calzada Rovirosa, ha ocupado una posición destacada en los medios de comunicación y, de manera particularmente notable, también en corrillos donde se discute la realidad y el futuro político del país donde, previo el relevo del sonorense Manlio Fabio Beltrones Rivera en el comando del Revolucionario Institucional (PRI), el queretano fue citado como su seguro relevo… aunque sólo por algunas horas.

descarga

En los últimos días, efectivamente, y más específicamente tras el destape primero y la entronización después, el 16 de julio pasado, del exdirector de la Comisión Federal de Electricidad, Enrique Ochoa Reza, como nuevo presidente sustituto del CEN priista, más de uno entre quienes afirman “saber todo cuanto sucede…” al interior de la sede del tricolor, en Insurgentes Norte, externó su extrañeza por el hecho de que  Pepe (Calzada) no haya asumido (finalmente) el encargo que, “sabíamos todos, le había sido hecho ya por el jefe Peña Nieto”.

En concreto, aunque siempre de manera extraoficial y reclamando el anonimato, las versiones que aún hoy se escuchan en los pasillos del emblemático edificio refieren cómo, previo el arranque de la sesión electiva del Consejo Político Nacional que ungió al michoacano, y más específicamente antes de su destape como aspirante a la posición, la tarde del 7 de julio —“al filo de las 18 horas del día anterior…”— el queretano sabía que relevaría a Beltrones para, horas después, en torno a las 21, ser informado de que iría a Sedesol —en sustitución de José Antonio Meade, que entonces se mencionaba podría ir a Gobernación en lugar deMiguel Ángel Osorio, quien migraría al PRI— para, más adelante, al filo de la medianoche, informar a los suyos, a sus más cercanos, que “seguiremos aquí… ésa es la decisión”.

Muy probablemente, dirían algunos, la verdad-verdad sobre la especie nunca acabe de ser contada puntualmente. Menos, agregan, en la parte relativa a quién, en el supuesto de que Calzada Rovirosa haya sido, efectivamente, considerado para conducir la reconstrucción-relanzamiento del priismo, evitó que asumiera la posición por considerar, seguramente, que ello afectaba sus particulares intereses…

El sólo conocimiento de la versión, sin embargo, no impide adivinar que otra vez, como en los supuestamente ya superados viejos tiempos, la sucesión en la dirigencia del partido-gobierno constituyó un ejercicio de equilibrio entre diferentes expresiones, y de grandes presiones políticas que, a final de cuentas, condujeron al jefe del Ejecutivo, en su calidad de primer priista en este caso, a asumir una decisión de la que nadie sino él mismo es responsable y de la que, sin lugar a dudas, igualmente, será beneficiario o acreedor… ahora sí, pero más en el futuro (cada vez más) próximo.

Al tiempo entonces…

 

ASTERISCOS

* De llamar la atención, en opinión de los analistas, la inasistencia de los gobernadores de Guerrero (Héctor Astudillo), Baja California (Francisco KikoVega), Hidalgo (Francisco Olvera), Quintana Roo (Roberto Borge) y Sonora (Claudia Pavlovich), y del cuestionado jefe de Gobierno capitalino, Miguel Ángel Mancera, a la cumbre de la Conago en la que Aurelio Nuño, titular de la SEP, presentó y revisó con ellos el nuevo modelo educativo y la propuesta curricular para la educación obligatoria.

* En Filadelfia, para asistir con la representación de Acción Nacional a los trabajos de la convención del Partido Demócrata estadunidense, el exgobernador morelense y actual secretario de Relaciones Internacionales blanquiazul, Marco Antonio Adame quien, se afirma, buscará la ocasión para reunirse con Hillary Clinton, la ya entronizada primera mujer candidata presidencial en la historia de la Unión Americana.

La semana de Trump

POR ANA PAULA ORDORICA

CLEVELAND, Ohio.- “¡USA! ¡USA! ¡USA! ¡Trump! ¡Trump! ¡Trump!”, gritaban anoche todos en el piso de la Quicken Loans Arena cuando entró el magnate para aceptar, humildemente, la candidatura del Partido Republicano.

trump

“Somos un equipo”, les dijo Trump a los presentes. Y de ahí se arrancó: “Vamos a regresar a nuestro país de vuelta a ser seguro, próspero y pacífico”. Más gritos de aclamación.

Trump no falló a los pesimistas. Siguió con su visión de un EU catastrófico. En lo interno, por culpa de los migrantes ilegales. Y, por ello, los presentes comenzaron a gritar: ¡construye el muro! ¡Construye el muro! Y en lo internacional por acuerdos malos (el nuclear con Irán) y acciones débiles de Obama. Todo, además, por haber nombrado a Hillary Clinton secretaria de Estado.

Y, entonces, los presentes siguieron con su grito de la semana: “¡A la cárcel! ¡A la cárcel! ¡A la cárcel!” El grito dirigido a Hillary toda la semana.

Donald Trump logró animar a los delegados presentes, sin duda, sobre todo, cuando habló de cambio. Las cosas deben cambiar y él representa esa posibilidad.Hillary Clinton es el statu quo. Es Obama cuatro años más.

El actual simpatizante de Trump es primordialmente hombre de 55-64 años preocupado por la economía y por el terrorismo. Este segmento no es suficiente para ganar.

La elección de noviembre será una en la que los independientes y los indecisos acaben siendo, curiosamente, quienes decidan quién será el o la próxim@ inquili@ de la Casa Blanca. Sabemos, por ello, que tanto Trump como Hillary deben sumar ese segmento del electorado y por ello, concluyendo esta semana en la que Trumpse ha tenido que acercar a su partido primero, ahora tendrá que acercarse a ese otro gran electorado.

Trump y su campaña tuvieron una semana bastante atropellada. El discurso de su esposa Melania opacó el lunes al encontrarse que había sido plagiado del que diera Michelle Obama en el 2008 para presentar a su esposo Barack. Todo el martes no se habló más que de ello. Enterrado quedó el tema del día, que tenía que ser la seguridad y la economía.

El miércoles la campaña volvió a perder la brújula cuando el excontrincante deTrump en las primarias, Ted Cruz dio un largo discurso en el que nunca apoyó abiertamente al candidato del partido. ¿Cómo pudo la campaña permitir esa grosería en horario estelar en la que debía ser la fiesta de Trump el implacable?

Pero, finalmente, el jueves en la Quicken Loans Arena Trump dio la vuelta a esa mala racha y recibió hurras. Un discurso muy muy largo, pero que encendió a los más de dos mil 400 delegados presentes.

El problema es que los que estaban anoche en la arena son apenas una fracción del electorado que está dividido en cuatro: en los que apoyan a Hillary; en los que la odian y votarán por Trump en los que apoyan a Trump y en los que lo odian y votarán por Clinton.

Entre estos votantes hay un segmento que tiene la alternativa de salir a votar con las narices tapadas o de no votar. Es en ellos en los que se tiene que enfocarTrump. Por el tono del discurso de anoche, parece que lo que ha decidido Trump; es seguir por el camino del miedo; de la violencia y del pesimismo, para animar a estos votantes.

“El SNTE nos vendió”

POR FRANCISCO GARFIAS

Los gritos de “¡Fuera Nuño, fuera Nuño!”, coreados desde el exterior del Palacio Legislativo por integrantes de la Coordinadora, hacían difícil escuchar las palabras del maestro oaxaqueño, Emilio Baltazar Vázquez, integrante de la Comisión Política Nacional de la CNTE, dirigente de la Sección 22.

1285651

Le habíamos preguntado sobre la falta de solidaridad que ha mostrado el SNTE, que encabeza Juan Díaz, con la ya larga lucha del magisterio disidente en contra la Reforma Educativa.

“Nosotros no los descartamos, porque ellos, también, son parte del tema. Lo único que sí le reprochamos a su dirigencia es que nos vendieron, nos entregaron. Juan Díaz de la Torre (secretario general) avaló la Reforma Educativa”.

Afuera, los gritos de los maestros se inflamaban “¡Que sube, que baja, aquí nadie se raja!, ¡Aquí, ahora con la Coordinadora!, ¡Somos de la CNTE, no somos delincuentes!”.

Pasaban ya las tres de la tarde cuando ocurría lo narrado.

La sesión de los diputados había iniciado con retraso. El bloqueo de todas las puertas del Palacio Legislativo que realizaron los maestros había impedido empezar a la hora convenida: las 11.

Desde dentro llegamos hasta la Puerta 1 (de visitantes). Corríamos, literalmente, detrás de los seis integrantes de la comisión que tuvieron acceso a San Lázaro.

Nos movía la promesa que le hicieron a este reportero apenas salieron de la Comisión de Educación. “Hablamos allá afuera”, dijeron.

Lo pudimos hacer con Emilio Baltazar a pesar de que algunos de los integrantes de resguardo y seguridad de la Cámara de Diputados se nos atravesaron en el camino.

“No puedes pasar”, dijeron tajantes, cuando ya íbamos para la salida.

Los seis de la CNTE se detuvieron a esperar al reportero, antes de salir. Le dijeron a los de resguardo que iban a hablar conmigo.

El que parecía el jefe de los guardias dio la orden de que abrieran paso. Uno de los que se nos atravesó quiso excusarse. “A mí nadie me dijo nada”, soltó en tono de lamento.

  • La comisión de la CNTE había recorrido las oficinas del Palacio Legislativo con la esperanza de hacerse escuchar.

Este reportero “correteó”, literalmente, a maestros por los distintos edificios del complejo legislativo, hasta que les arrancó la promesa de que hablarían.

Los seis de ellos fueron recibidos en San Lázaro por los diputados Verónica Delgadillo García, MC; Edmundo Javier Bolaños Aguilar, PAN, así como por Isaura Ivanova. PRD. Todos integrantes de la Mesa Directiva.

En forma paralela los recibió, como lo dijimos, la presidenta de la Comisión de Educación, Hortensia Aragón Castillo, PRD. Los maestros les entregaron el mismo documento que le dejaron a Miguel Ángel Osorio la víspera y que plantea tres irreductibles:

1. La suspensión definitiva de la Reforma Educativa y todas sus implicaciones en tanto se modifican nuevamente los artículos 3º y 73º de la Constitución que, según ellos, ponen en riesgo la gratuidad de la educación.

2. Iniciar en lo inmediato un proceso de transformación educativa con todos los actores: maestros, padres de familia, estudiantes, pedagogos, intelectuales, abogados y escritores.

3. Resolver consecuencias y costos de la Reforma Educativa relacionada con víctimas, liberación de presos políticos, restitución de maestros cesados y en proceso; suspensión de órdenes de aprehensión, reintegración de pagos y retención de cuotas.

“Si no pasamos el punto uno, no pasamos el dos ni el tres”, aseguró el líder sindical.

Vázquez calcula en alrededor de 300 los maestros de la CNTE que a nivel nacional han sido cesados.

-¿En qué disposición encontraron a los diputados?— preguntamos a Baltazar.

-Tienen la disponibilidad de atender esta petición. Son ellos los que tienen en sus manos la posibilidad de abrogar las modificaciones que se les hicieron a estos artículos  constitucionales, como parte legislativa— respondió.

El dirigente de la 22 agregó que sus anfitriones se comprometieron a revisar un punto de acuerdo que recoge sus peticiones, para llevarlo ante el pleno de la Comisión.

Hasta allí la breve charla.

Ya fuera del recinto legislativo, Baltazar Vázquez cogió un megáfono para informar a sus compañeros los resultados obtenidos en su periplo por San Lázaro.

“Ellos están dispuestos y disponibles para revisar este pliego petitorio. Ellos, también, ya han exigido una mesa de discusión para rectificar. Está mal la llamada Reforma Educativa. Se dieron cuenta desde el momento en que no ha funcionado camaradas”. El alboroto, entonces, fue mayor.

Tomó la palabra otro integrante de la Comisión de la Coordinadora, que no se identificó. Lo hizo para subrayar que Hortensia Aragón (PRD) les hizo notar que los que no llegaban a la Comisión de Educación eran los diputados del PRI, los del PAN y los del Verde.

“Los demás partidos, no todos, están en la iniciativa de promover este punto de acuerdo”, aseveró.

Espontáneos surgieron otro gritos “¡Ni un voto a estos partidos ni un voto!” “¡Va a caer, va a caer, la Reforma va a caer!” “¡De Chiapas a Oaxaca, aquí nadie le saca!”.

A los comisionados de la CNTE, al parecer, no les informaron que los puntos de acuerdo que se aprueban en las cámaras no son vinculatorios. Son como las llamadas a misa. Los atiende sólo quien quiere hacerlo. Ya de salida, un grupo de maestros volteó a ver a este solitario reportero coreando otra consigna que quedó anotada en la libreta:

“¡Prensa, prensa, prensa! ¡Si tienes dignidad! ¡Nosotros te pedimos, que digas la verdad!”.

Y Osorio se sentó con el “magisterio delincuente”

POR FRANCISCO GARFIAS

Me atrevo a vaticinar que muy pronto veremos las ventajas del diálogo sobre la actitud bronca y de cerrazón que la SEP mantuvo frente al magisterio disidente.

1323452

Su titular, Aurelio Nuño, llegó, incluso, a calificar a la CNTE de “magisterio delincuente”.

Es una buena noticia que el gobierno federal haya corregido el rumbo y se haya sentado con los dirigentes de ese sindicato para escucharlos directamente. Lo lamentable es que tuvo que correr sangre para que les abrieran nuevamente las puertas.

Los nueve puntos que ayer presentó la Coordinadora en Bucareli son negociables. Es cierto que hay ambigüedad, pero los maestros no reclaman imposibles.

De entrada, no exigen la renuncia de Aurelio Nuño; tampoco hablan de derogar la Reforma Educativa o que los reinstalen en el IEEPO.

El primer punto del pliego petitorio que le llevaron a Osorio es el que más les interesa: respeto a la estabilidad laboral. Es su bandera en marchas, bloqueos, manifestaciones.

Reclaman el pago inmediato de los salarios retenidos; plaza a los egresados de la normal de Oaxaca, acuerdos para regularizar los servicios educativos, pago inmediato a jubilados y pensionados.

Pero también solución a la problemática educativa y respeto a las organizaciones que defienden sus recursos naturales.

El décimo punto parece el más difícil de cumplir: no modificar las condiciones de trabajo de los docentes.

Allí cabe todo.

El Congreso ya metió mano en el doloroso asunto. Además de condenar unánimemente la violencia en Nochixtlán, Oaxaca, integró una Comisión Plural que dé seguimiento a los hechos ocurridos el pasado 19 de junio en esa localidad.

No hubo modo de que priistas y verdes aceptaran las comparecencias de Osorio,Nuño y Renato Sales, pero en el punto de acuerdo se establece que los miembros de la Comisión podrán realizar las reuniones necesarias con las autoridades competentes.

El debate que precedió a la aprobación de ese texto en la Comisión Permanente fue mucho más light de lo previsto. Ayudó que se realizara antes de que los maestros llegaran a Bucareli.

Destaca la intervención del diputado del PRI, Jorge Carlos Ramírez Marín, en la que planteó una pregunta medular ¿quién estuvo detrás de la matanza en Nochixtlán?

“Lo que estamos discutiendo hoy son los hechos ocurridos en Oaxaca que dieron lugar a ocho muertes. Por más que queramos, ésos no tiene que ver con la Reforma Educativa. ¿Tienen que ver con la actividad criminal o no?

“Eso tendremos que averiguarlo, con la actividad financiada o espontánea, eso tendremos que averiguarlo; con la actividad conveniente para quién, favorecida por quiénes, empujada por quiénes, eso tenemos que averiguarlo.

“Y por el otro lado, la actitud y el comportamiento de las policías. Tenemos que saber si obraron dentro de sus protocolos, tenemos que saber si se excedieron en el uso de la fuerza, tendremos que saber si se excedieron en el incumplimiento de derechos humanos”, dijo.

  • No le será fácil al PRI encontrar un líder de la talla de Manlio Fabio Beltrones. El otrora partidazo requiere un presidente que conozca el partido, lo entienda, lo cohesione.

Pero, sobre todo, que encuentre la fórmula para ganar las elecciones de gobernador en 2017 en el Estado de México, Coahuila y Nayarit.

Emilio Gamboa tiene el colmillo para dirigir ese partido. Viejos priistas lo llaman “Gran Boa”. Pero el yucateco se descartó. Escribió un tuit ayer a las 3:26 pm en el que se lee: “No me muevo ni me promuevo para dirigir al @PRI nacional. Tengo el interés de terminar mi periodo en el
@senadomexicano.”

Le preguntaron qué haría si el Presidente se lo pidiera.

“El que lo debe pedir es el Consejo Político Nacional. Quiero seguir en el Senado, cumpliendo mi compromiso”, subrayó.

También en el rubro de la presidencia del PRI, la caballada está flaca.

  • La coyuntura que hay en el tricolor es de tensión. Se vive una sucesión adelantada. El último mensaje de Manlio refleja la intensidad de las luchas intestinas.

Hechos que documentan esa tensión sobran. Por ejemplo, la ausencia de César Camacho, coordinador de los diputados, en la sesión del Consejo Político que recibió la renuncia de Beltrones.

En su último discurso, Manlio fustigó la mala administración de las políticas públicas. El golpe podrían encajarlo cuatro presidenciables: Osorio, Nuño, Meadeo Videgaray.

Criticó los “excesos” de los gobernadores –Duartes, Borge, Medina– y el hartazgo por la corrupción.

Un senador del tricolor reconoció en corto que varios frentes están abiertos al interior del partido.

Admitió que Osorio salió beneficiado del pésimo manejo que Aurelio Nuño hizo del conflicto magisterial. El secretario de Gobernación le entró al quite y se sentó anoche con los “delincuentes” de la CNTE.

Hay más. Un secreto a voces es que el ahora expresidente del PRI trae bronca con varios liderazgos internos: Osorio, César Camacho, Nuño y Videgaray.

Otro legislador de ese partido, que habló bajo condición de anonimato, fue duro con el sonorense:

Manlio no tiene amigos, tiene intereses. Fue excluyente. Puso en el PRI a sus incondicionales, la mayoría de los cuales son pequeñitos. Allí están los resultados”.

La CNTE, rebasada por la ultraizquierda

POR PASCAL BELTRÁN DEL RÍO

Al amanecer del sábado 11, la lucha de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) contra la Reforma Educativa parecía condenada al fracaso.

maestros-chiapas-702x468

A finales de mayo, el pequeño plantón en la avenida Bucareli, a 200 metros de la Secretaría de Gobernación, había sido reubicado a fuerza en la Plaza de la Ciudadela.

Ahí quedaron los maestros, condenados al desgaste, convirtiéndose en molestia sólo para los vecinos y los adultos mayores que, desde hace años, bailan danzón los viernes.

El 3 de junio trataron de marchar al aeropuerto, pero fueron encapsulados por granaderos. Para ellos, ni Zócalo ni Plaza de la República. Si querían, podían quedarse en la Ciudadela.

Luego vinieron las elecciones del 5 de junio. La alianza con Morena no dio para mucho en Oaxaca. El PRI había recuperado la gubernatura y la supuesta convocatoria de la CNTE no se notó en las urnas.

Ante ese panorama, el gobierno federal no veía razón alguna para retomar el diálogo con la Coordinadora, suspendido varios meses atrás.

Las partes en conflicto habían sido terminantes: la CNTE quería negociar la derogación de la Reforma Educativa y el gobierno insistía en que nada había que hablar sobre ese punto, porque ya era ley.

Parecía que todo concluiría en un diálogo de sordos, con una Coordinadora disminuida en la Ciudad de México –sin capacidad económica de traer grandes contingentes a la capital, como escribí ayer– y atrincherada en los estados donde es más fuerte, principalmente Chiapas y Oaxaca.

Pero el fin de semana del 11 y 12 de junio, ocurrieron eventos que hoy explican la escalada del conflicto, que ha pasado de ser simplemente magisterial a ser otra cosa.

La detención de sus líderes, Francisco Villalobos, secretario de organización de la Sección 22, en el Istmo de Tehuantepec y de Rubén Núñez, secretario general del mismo seccional, en Ecatepec, dio a la Coordinadora un nuevo plan de acción, que llevó a cabo bloqueando carreteras en Oaxaca.

El sábado 11, sin tener noticias de esas acciones, la guerrilla del Ejército Popular Revolucionario (EPR) emitió un comunicado en el que expresó su rechazo al proceso electoral, que calificó de “farsa”, así como su apoyo a los profesores.

En medio de una disquisición ideológica digna del más rancio comunismo y la Guerra Fría, el EPR –que cumple 20 años de vida la próxima semana– clavó estos párrafos que resultan clave para entender lo que pasa en Oaxaca:

“La militarización y la represión se acentúa donde existe mayor inconformidad y protesta popular al régimen, ésa es la respuesta de la actual junta administrativa, una exigencia de la oligarquía y los monopolios de la comunicación.

“El movimiento magisterial popular es objeto de esta política de Estado que ha estado preparando la ruta de la represión con el linchamiento mediático y la criminalización de su lucha y legítimas demandas (…)

“A estas alturas se cierne con mayor peligro la espada de la represión sobre el movimiento magisterial popular, como una venganza política (…) por haber desenmascarado al régimen como autoritario y antidemocrático (…)

“Las calles y plazas públicas son del pueblo, no de los políticos de oficio, mucho menos de los administradores del régimen, negar su uso para la lucha popular constituye parte de la represión y la apología de la propiedad privada.

“La negativa al diálogo por el gobierno constituye cerrazón política, expresión autoritaria y un ultimátum para reprimir, con tal amenaza se persigue desmovilizar y dividir al magisterio democrático y al pueblo que apoya su lucha por ser de él.

“Ante la amenaza de la escalada represiva, ingenuo sería no tomar medidas de protección individual y colectivas; los símbolos de la resistencia –capucha, paliacate, pasamontañas, el machete, el palo…– son necesarios y constituyen necesidad política para elevarlos como parte de la autodefensa de las masas, que de la creatividad de éstas surjan las formas organizativas para generalizar la autodefensa armada del pueblo”.

En los siguientes días, organizaciones afines al EPR, desplazarían a los maestros de muchos de sus 37 bloqueos carreteros en Oaxaca y los privarían de su táctica de estirar y aflojar la liga.

La CNTE, rebasada por la ultraizquierda.

137 pages